José Manchado

|

Una de las circunstancias más determinantes ante la obra que presenta cuerpos desnudos tiene que ver con una postura conservadora y rígida. Durante el siglo XIX la pintura, como en épocas precedentes, mostraba desnudos. Los cuerpos sin ropa se han presentado en grabados, dibujos, pinturas, esculturas sin mayor problema, pero la fotografía es otra historia, se trata de un ‘testimonio de la realidad’, es decir es la captación de un instante de la vida tal cual la vemos, sin pasar por el filtro del pincel, de la gubia o del lápiz.





 
Ir Arriba